Las lagunas de Ozogoche son una colección de 45 lagos que se encuentran dentro del Parque Nacional Sangay, en la provincia de Chimborazo, a 3.700 metros sobre el nivel del mar, entre los hermosos páramos y las altas cumbres de los Andes del sur de Ecuador. Son profundas, frías y tienen un llamativo y asombroso tono azul oscuro en sus aguas.

Características especiales

El marcado contraste que existe entre la vegetación de la selva amazónica y la flora única de Chimborazo, debido a su gran altura, contribuye a la creación de un gran espectáculo para los visitantes.

La vegetación incluye flores andinas, musgo y arbustos leñosos. En cuanto a los animales típicos, hay jaguares, tapires, osos de anteojos, ciervos y ovejas.

Por esta razón, hay unos senderos que pueden recorrer los turistas sin necesidad de un guía, pero también hay otros más complicados que sí necesitan obligatoriamente la compañía de un experto.

Curiosa experiencia

Entre las actividades más destacadas que se pueden realizar en la zona está la observación de aves, la cual constituye un símbolo del sitio, debido a que cuenta con uno de los fenómenos más impresionantes del mundo natural. Se trata de la migración de ‘chorlitos’, una especie de pájaros que llaman mucho la atención por su singular hermosura, los cuales llegan hasta las lagunas durante septiembre para quitarse la vida. Cientos de estas se lanzan de forma sistemática y sin previo aviso hacia las aguas heladas de los lagos de Ozogoche.

A pesar de los estudios que se han realizado, los científicos todavía no han logrado entender porqué los pájaros se ‘suicidan’ de esta forma. Sin embargo, los lugareños les rinden homenaje a los ‘chorlitos’ con un festival de música tradicional y con bailes.

Paseos únicos

El entorno natural del sitio no tiene comparación con ningún otro y lo convierte en un lugar espléndido para acampar, realizar excursiones, pescar y realizar ciclismo de montaña.

Las lagunas de Ozogoche son uno de los principales rincones de Ecuador para aquellos amantes de los recorridos distintos y que buscan alejarse de las rutas ‘normales’.

Otros pasatiempos

Las colinas empinadas y los caminos bien definidos permiten que los ciclistas disfruten de una excelente aventura. Cada cual puede utilizar su propia bicicleta o alquilar una en cualquiera de las agencias locales que se encuentran cerca del Parque Nacional Sangay.

Aparte, los viajeros tienen la posibilidad de divertirse realizando paseos a caballo en los alrededores de los lagos. Los animales son provistos por la infraestructura turística local.

La pesca también es un gran atractivo, ya que muchas de las lagunas están llenas de truchas que se pueden atrapar y comer en la zona.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>